Interés General

TAFÍ VIEJO

Un biciviajero pasó por Tafí Viejo y se sumó a las campañas por más donantes de órganos
José Luis Flores visitó la casa de Etin Manca y partió hacia la Quiaca, de allí irá por la Ruta 40 hasta Ushuaia donde retornará a Buenos Aires. Se lleva la bandera por la Donación de Órganos: "La voy a llevar muy orgulloso desde lo más alto del país hasta lo más bajo, de punta a punta todo el recorrido" comentó orgulloso.

LUNES 25 DE OCTUBRE DE 2021 · 12:08 HS

Como ya es costumbre para algunas personas que cumplen el sueño de viajar y conocer lugares en bicicleta, pasan por la casa del trasplantado hepático taficeño militante por la donación de órganos Etin Manca. José Flores fue asistido para reparar el trailer donde lleva su equipaje y se sumó a las campañas "Donar Órganos es Donar Vida". La bandera recorrerá de punta a punta el País: de Tucumán a la Quiaca, de allí hasta Ushuaia y luego a Buenos Aires. 

José dialogó con El Periódico del Norte sobre la travesía: 

¿Por qué surgió la idea de realizar la travesía?

La idea surgió por el amor por la bicicleta, la libertad que uno siente al hacer estas travesías, el aprendizaje de vida de cada provincia, de cada ciudad, la gente en si que uno va conociendo. Por ejemplo el amigo Etin Manca, sin conocerme me abrió las puertas de su casa, es algo increíble y eso es lo lindo de lo que te va dejando el viaje. 

¿Es la primera vez que realizas un biciviaje?

No es la primera vez que viajo, es el cuarto que realizo. Pero nunca tan largo como este, tengo pensado realizar 13 mil kilómetros. Salí de Mar del Plata y voy a la Quiaca, de ahí haré la mítica Ruta 40, una de las más largas y altas del mundo. Luego llegaré a Cabo Vírgenes y pasaré a Chile, después me dirigiré a Ushuaia, sacarme fotos en el cartel que dice Fin del Mundo y regresar por la Ruta 3, la segunda más larga del país, que comienza en Ushuaia y llega a Plaza Congreso de Buenos Aires. 

¿Cuál es el desafío más grande que viviste hasta el momento?

El desafío más grande que enfrenté fue el viento, es terrible en ciertas zonas, en ciertas provincias, la verdad que no tengo mucha experiencia pero hay que afrontarlo porque es parte de la naturaleza. 

¿Cómo llegás por Tafí Viejo?

A Tafí llego por intermedio de una señora Clarita que vive en Cañada de Gomez, y tiene contactos de Etin. Por intermedio de ella que siempre ayuda a los viajeros me pasa el contacto y llego a la casa de esta gran persona. 

¿Por qué te sumaste a las campañas de Etín para incentivar la Donación de Órganos?

Decidí sumarme a las campañas por la donación de órganos porque es algo inmenso lo que está haciendo él, lo que ha logrado.  Soy como dice él un eslabón más de la cadena de sus campañas, y me sumo a colaborar. La verdad que me encanta lo que hace, cuando me lo planteó no lo dudé ni un segundo, y la voy a llevar muy orgulloso desde lo más alto del país hasta lo más bajo, de la Quiaca hasta Ushuaia, de punta a punta todo el recorrido. 

¿Qué es lo principal que tenés que tener en cuenta a la hora de emprender un viaje de esta envergadura?

Lo más importante que hay que tener en cuenta es estar muy bien psicológicamente porque un viaje de estos tan largo, solo, en el medio de la nada te van a pasar un montón de cosas y tenés que estar preparado muy bien para no rendirte, no bajar los brazos y seguir adelante, la alimentación tiene mucho que ver, la hidratación y el descanso, eso son fundamentales para un viaje tan largo. Lo físico todos los días estas andando en bicicleta de 7 a 8 horas dependiendo si hay llano, viento, o cómo esté el clima. Es día a día, lo logras solo por el hecho de andar en bicicleta todo el tiempo. Tengo desde aquí unos 1000 kilómetros plenos de subidas que sería hasta llegar al tope máximo la ruta 40. 

A eso le tenes que agregar en la altura más allá de todo lo que te puede llegar a pasar el tema de oxígeno, sabes que se complica y bastante. Para mi será todo algo nuevo, estoy llevando entre mi peso y la carga unos 170 kilos, estoy pujando eso, insito que el oxigeno y la falta de aire me podría perjudicar.