Política

TAFÍ VIEJO

"Es una pena que esta persona siga al frente de la seguridad provincial": dura crítica de Gabriela Olea al Gobierno Tucumano
La concejala de Tafí Viejo participó del pedido a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para pedir la renuncia del Ministro de Seguridad provincial Maley por el Caso Espinoza

VIERNES 29 DE MAYO DE 2020 · 14:07 HS

En el radicalismo tucumano instaron al ministro de Seguridad de la Provincia, Claudio Maley, a presentar la renuncia al cargo, a partir del crimen del trabajador rural Luis Espinoza, por el cual están siendo investigados nueve policías de la comisaría de Monteagudo.

La concejala taficeña Gabriela Olea participó del pedido: "El cuerpo radical se unió para instar al ministro de seguridad Maley a renunciar, la verdad es una pena que el Gobernador Juan Manzur continúe con esta persona al frente de la seguridad con toda la falla que tuvo en el período anterior y que continúa en este. Me parece desagradable que no se haya hecho nada al respecto. Dado que el Gobernador no nos escucha por separado vamos a hacer una carta en conjunto y la llevaremos a la Nación para que el país entero se entere lo que está pasando en Tucuman en materia inseguridad".

"Vine por invitación del Legislador José María Canelada, la verdad que me honra estar en este tipo de eventos donde el radicalismo unido se plasma en contra de la inseguridad. En este caso específico me toca representar el Municipio de Tafí Viejo pero no se aparta de la realidad que vive todo Tucumán. El caso de Espinoza es muy reciente pero no podemos olvidar los otros casos de Gatillo Facíl en la provincia" concluyó. 

La Gaceta: 

"No puede ser que pase en la provincia una situación como esta. La Policía no puede dejar de asegurar la calidad de los tucumanos. Lejos de esto, no tuvimos respuestas en la Legislatura de que hubiera cambios. No hay un programa. No hay un proyecto", reclamó la diputada Lidia Ascárate.

El legislador José Ascárate consideró que, detrás del caso Espinoza, hay una cuestión sistemática. "Hace unos ocho días, presentamos un hábeas corpus por un ciudadano que estaba desaparecido. Nos dijeron que en ese momento a la causa la tenía una fiscal del sur de la provincia y la investigación estaba avanzando. Después nos enteramos que había por detrás un delito de una banda de policías, de una violencia policial inusitada, y tenemos en claro que este accionar no es único. Hay una metodología con la que ciertos grupos policiales corruptos se asemejan más a delincuentes que a policías. Eso tiene que tener correcciones", indicó.