Deportes

TAFÍ VIEJO

"Falle de nuevo, fallé mejor y gané": Leandro Escobar, el taficeño campeón del Máster de tenis tucumano
El taficeño Leandro Escobar nos comenta sobre su experiencia en el tenis y los 4 títulos que lleva ganados en el año

JUEVES 07 DE NOVIEMBRE DE 2019 · 22:06 HS

Leandro Escobar, de 22 años, comenzó a practicar tenis desde niño en el Club Talleres de Tafí Viejo, su ídolo siempre fue Guillermo Coria aunque ahora como referente lo tiene a Roger Federer, es “lo más alto, es la perfección”. Hace aproximadamente 2 años que volvió con todas las energías a las competencias en la Asociación Tucumana de Tenis. No fue fácil el regreso, perdió dos finales y quedó afuera en la fase de grupos a principio de año pero, como este deporte incentiva, volvió a levantarse logrando desde agosto hasta ahora 4 títulos. Juega actualmente en el Club San Martín de Tucumán y el último título que ganó es un Máster de Tenis donde juegan los mejores 8 de cada categoría. En esa ocasión le tocó jugar contra el deportista taficeño Alvaro Diaz Deloreto, logró imponerse pero con una gran dificultad, debido al calor y a la exigencia del rival. 

"Gonzalo Alvarez es mi entrenador actual, fue el tercero. Cuando comencé a estudiar Historia en Filosofía y Letras decidí volver al tenis como para tener un escape de la facultad. Aunque no pude evitar competir porque arranque a full, con Gonza es con el que mejor me fue y conseguí muy buenos resultados. Hace poco empecé el gimnasio en Tafí Viejo, ML Fitness Center, con el profe Osvaldo Yapur, para entrenar en la parte funcional y ejercicios cognitivos, estamos combinando el tenis con lo físico para lograr mejores resultados" comentó. Y se prepara para el año que viene empezar en la 2da Categoría porque ascendió en este año. 

¿Cómo fue ganar el Master de Tenis en Tucumán?

Fue algo raro, porque fue el cuarto torneo seguido que jugaba y venia teniendo excelentes resultados en los otros tres. Era una presión porque este vez jugaba con los 8 mejores de cada categoría. Había terminado N°1 y era un poco demostrar por qué quedé en esa posición. Estaba medio enfermo pero fui a jugar igual. Los primeros días fueron pesados, hacía calor, pero pude salir bien de la fase de grupos, puntero. 

Entrené lo justo y necesario, jugué como pude, fue algo que costó. Además me tocó la semifinal contra Álvaro Diaz Deloreto, salimos 6-2 6-3, bajo 32 grados de calor, los últimos games era para ver quién hacía pasar la pelota de la red, las piernas ya no respondían y después por suerte la Asociación entendió y pasó la final para las 17 de la tarde. Era demasiado cuesta arriba, encima el rival que llegó a la final pasó por walkover (victoria otorgada porque no se presentó el otro tenista) venia un poco más fresco y yo con más cansancio.

La verdad también me dio experiencia la seguidilla de finales que tuve durante el año. La final del Máster arranqué perdiendo 3-1 y lo pude dar vuelta 3-6, el segundo set también muy parejo hasta 3 iguales y de ahí pude romper y terminé 6-3. Jugué contra Justino Migoya, de 15 años, la verdad que tiene un futuro muy bueno por delante, seguramente nos cruzaremos un par de veces más.

Es exigente practicar este deporte, ¿Cómo te preparas para lo que se viene?

Es importante armar una buena pretemporada. Tratar de no descarrilarse tanto en el verano para lograr un 100% para tener los mejores resultados posibles, la idea es llegar a la primera categoría. Mantenerse ahí es el objetivo.

¿Cómo es el tenis en relación a otros deportes?

Yo por ahí  trato de compararlo con otros deportes pero no puedo. Un tenista promedio te corre 850 metros al 100% en desplazamiento de dos o tres metros, es demasiada coordinación. Reniego muchísimo en los entrenamientos, me quemo demasiado cuando no me sale algo, cuando no coordino bien los pies, los brazos, las muñecas, la rotación del cuerpo, etc. es un deporte cruel cuando no ves los resultados y no te salen las cosas. Tiene sus cosas buenas y malas. Es muy psicológico, es un deporte individual donde el único responsable cuando perdés sos vos. Ahí empezás a pelear con vos mismo, es competir al mismo tiempo con dos personas.


¿Cómo llegás a la pasión por el tenis?

Por ahí de chico intenté varios deportes, futbol, básquet, etc. y soy pésimo trabajando en equipo, no me gusta, me cuesta demasiado porque soy competitivo, si pierdo quiero hacerlo por cuenta propia y si gano también. El tenis me daba esa posibilidad, así que empecé de niño en una escuelita, tenia cerca de 8 años.

El año pasado comencé un torneo y perdí por lo que bajé de categoría. Después empecé otro y llegué a la final: la pierdo, me presento en el siguiente y me pasa igual. Después de eso solté la raqueta entre 4 o 5 meses porque mentalmente no daba más, estaba demasiado frustrado, no quería hacer ciertas cosas pero al mismo tiempo tenía que hacerlas. 

Este año empecé también mal, perdí en primera ronda, y ahí me puse un ultimátum, que si no ganaba un torneo hasta agosto dejaba de jugar. Y llegó el primero y así estos 4 en total, ahora estamos jugando otro más. Lo más importante de todos serán los interclubes donde cada institución deportiva tiene su equipo y compiten.

Los dobles de interclubes no los jugaba, este año trabaje un poco más eso. Salimos campeones con Mariano Pinello y Agustín Lazarte. Pude manejarme con distintos jugadores y mejoré en eso.

Observamos algunos taficeños que practican tenis, ¿En Tafí Viejo está creciendo la práctica de este deporte?

La verdad que si, por ahí la gente es un poco reacia en practicar por los costos pero no deja de ser un lindo deporte que podes sacar tu mejor versión. Vale la pena intentar, probar, al principio con las esculitas de tenis, luego con un profesor. 

Mensaje para los deportistas taficeños

Hay una frase que me llegó mucho, que tiene Stan Wawrinka tatuada, “siempre intentaste, siempre fallaste. No importa, intenta otra vez, falla de nuevo, falla mejor” es por ahí un poco lo que me pasó. Perdí dos finales, me frustre e intente de nuevo: falle mejor y hoy por hoy estoy donde estoy.